Gustavo Alvarez
 
  Home
  Biografia
  Mis fotos
  "Los Elegidos", Mi Novela.
  Noticias de Gustavo.
  En las redes sociales
  ¡Dejame tu mensaje!
  Artículo semanal
  Encuestas
  Mis paginas
  ¿A quien admiro?
  Entrevista exclusiva.
  Interesados en "Los Elegidos"
  ¡Traducí la web a tu idioma!
  Contador de visitas
"Los Elegidos", Mi Novela.
Aca te adjunto el primer capitulo de mi novela, para que lo puedas leer, y puedas descubrir poco a poco mi mágica forma de escribir, expresando en el texto cada uno de los sentimientos que me invadian en ese momento.

            

              
Los preparativos
 
 
 
 
Ellos ni imaginaban lo que la vida les deparaba. Dos de los tres nunca tuvieron grandes aspiraciones, en ningún nivel. Uno de ellos si. Siempre pensó que algo especial lo esperaba, allí, estatico, a merced de su llegada. Nunca se conformo con los logros que ya había obtenido. Nunca pensaba hacerlo. Siempre iba por mas. Consideraba que su vida se dividia en tres esenciales partes: familia y amigos, religión, y realización personal. Ninguna podía subsistir sin la otra.
Pero no sabia que era ese “algo” que el creía que lo esperaba. Queria encontrarlo.
Esta es la historia de tres jóvenes amigos que jamás pensaron que iban a estar destinados a cumplir la misión más trascendental de todos los tiempos. Uno de ellos se llama Eric Watson. Nacio el veintidós de Enero de 1995. Tiene catorce años. Y es precisamente el chico del que hablaba al principio.
Eric es alto, tiene pelo castaño, ojos marrones, piel blanca, y es delgado.
Sus padres son Roberto y Sandra, de 38 y 37 años. Siempre tuvo cierta tendencia al estudio. No hubo año en el que egresera sin reconocimientos. Pero a la vez, una extrema simpleza desbordaba de su personalidad. Esta, muchas veces se tornaba un poco pesada cuando estaba enojado, y tendía a cerrarse en ocasiones hacia su interior. Tiene dos inseparables amigos, los dos chicos nombrados al principio.
Nicolás, es un poco mas bajo que Eric, pelo castaño claro, ojos negros, piel blanca, delgado. Nacio el 26 de Febrero de 1995. Sus padres son Gabriel y Silvina. Ambos casados. Le encanta dibujar. Posee un gran talento para ilustrar todo tipo de criatura.
Por ultimo, Juan, es él mas alto de los tres, pelo negro, ojos marrón oscuro, es un poco mas rellenito que los otros dos y de piel blanca. Nacio el 13 de Abril del mismo año que los otros dos. Sus papas, unidos en matrimonio, al igual que los de Nicolas, son Cristian y Andrea. Posee un don especial para correr.
Sus familias, muy amigas desde el nacimiento de los chicos, se irían de vacaciones todas juntas a la costa de Buenos Aires.
Los tres estaban en la habitación de Eric, hablando de lo que iban a hacer allí.
-Según dijo papa, hay mucho para caminar -dijo el anfitrion-. Pero no es algo céntrico, es muy despoblado…,  hay medanos.
-Ya quiero salir para allá, con lo que me gustan los medanos-agrego Juan-. Bueno..., en realidad no los conozco, pero quisiera.
-Yo los vi por fotos y parecen geniales - dijo Nicolás.
-Yo también los conozco por fotos- opino Eric.
Realmente solo los conocia por fotos. Pero habia tenido sueños con ellos.
-¿Vamos a parar en la casa de tu abuelo, Er?- pregunto Juan.
-Si..., va..., así tengo entendido- respondió-. Yo no la conozco a la casa, pero me contó que es enorme. Tiene 16 habitaciones.
-¡Ah, bueno!, entonces comodidad no nos va a faltar- dijo Nicolás
-Me imagino que no pensas ocuparte las 16 habitaciones, va, 15, uno es del señor-dijo Juan, con los tipicos comentarios suyos, que intentaban hacer reir, pero nunca lo lograban.
-No, claro...-dijo Nicolás.
La televisión estaba prendida, con un volumen bajo, y ellos la miraban.
La habitación era amplia, dentro de lo común. Las paredes eran de color azul claro, y tenían colgadas muchas repisas. Estas tenían montones de tonterías, como papeles, muñequitos kinder, inventos de Eric, parlantes, adornos, botellas, y algunos libros de colegio. Una mochila estaba tirada en el piso, contra la pared, con una corbata azul encima. Las clases ya habian terminado hacia unos dos meses, y eso aun seguia alli. Nicolas se pregunto si estaba ahí desde que terminaron, o es que se lo habia preparado para cuando comenzaran, dentro de un mes.
Había una sola ventana, de un tamaño importante, ya que a Sandra le gustaba tener la casa muy aireada, y con mucha luz.
-¿Vamos para el comedor?-dijo Juan-. Así ayudamos a terminar los bolsos.
-Bueno-dijeron a unísono los otros dos.
-¿Te ayudo?- le pregunto Nicolás a Eric, que tenia que llevar su pila de ropa al comedor.
-No, no... deja, bueno, si queres podes apagar la tele.
Nicolás la apago y siguió a Eric, para después apagar el artefacto, la luz y después cerrar la puerta de la habitación.
Fueron al comedor, donde ya estaban Sandra y Roberto preparando los bolsos.
Ella era un poco más baja que Eric, pelo negro, ojos marrones muy oscuros, que casi parecían, piel trigueña.
Roberto media 1.86, y era parecido en rasgos a Eric.
-¿Se decidieron a venir?-dijo Sandra con una sonrisa en los labios-. Los chicos me dijeron que ya venían-agrego refiriéndose a los padres de Nicolás y Juan.
-Ah, bueno-dijeron ellos.
-¿Cómo la piensan pasar?-pregunto Roberto.
-Genial- dijo Juan-. Ya quiero que sea mañana.
Roberto y Sandra se rieron.
Justo cuando el dueño de casa iba a decir algo, sonó el timbre.
-Deben ser ellos-dijo Juan, y abrió la puerta.
En medio de un matorral de bolsos, vieron entrar a Gabriel, el padre de Nicolás.
-¿Todo bien por aca?-dijo a modo de saludo.
-Todo bien-respondieron todos.
-Nico, mama te llama.
-Bueno, ahí voy- respondió Nicolás.
Salió por la puerta principal corriendo.
Las tres familias vivian en tres casas pegadas una a otra.
Gabriel apoyo todos los bolsos arriba de la mesa, y se puso a charlar con Roberto durante un largo rato.
Golpean la puerta, y de vuelta Juan va y la abre.
Eran Nicolás, que venia con dos bolsos mas, Silvina, (su madre) Cristian y Andrea(cargadísimos)
-Gracias por haber venido a ayudar-le dijo Andrea a Juan.
Este se paralizo y no dijo nada, solo le hizo una sonrisa a su madre.
Todos se saludaron con un beso, y se pusieron a charlar sobre el viaje, y el trabajo, y la política, mientras tomaban café.
 
 
 
 
Después de un rato, todos juntos cenaron.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:
 
   
Publicidad  
   
Pasaron por aca 3525 visitantes¡Gracias!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=